HOME

Plataforma del Hormigón

Concretando un futuro sostenible

Preguntas Frecuentes

¿Qué es el cemento?

El cemento es un conglomerante hidráulico inorgánico, obtenido como producto en una fábrica, resultante de la molienda conjunta de clinker portland, yeso y otros componentes. Se compone principalmente de silicatos y aluminatos de calcio que, en contacto con el agua, reaccionan en un proceso de fragüe, al cabo del que se obtiene una matriz endurecida, estable y resistente.

¿Qué son los aditivos?

Son compuestos químicos que se incorporan a la pasta cementicia para mejorar determinadas propiedades de los morteros y los hormigones, ya sea en su estado fresco o endurecido. Los más frecuentemente utilizados son los agentes incorporadores de aire, los reductores de agua, los retardantes y los acelerantes. En términos generales, su dosificación requiere de ajustes particulares según las características de los materiales componentes de cada mezcla, las prestaciones deseadas y las características propias del aditivo que se emplee.

¿Qué son las adiciones minerales?

Son compuestos minerales finamente divididos que se incorporan en la fabricación del cemento o en planta elaboradora de hormigón, para mejorar las propiedades de las mezclas preparadas, optimizar su relación costo-beneficio, y propiciar beneficios en el ámbito de la protección al ambiente. Son ejemplos de ellas el filler calcáreo, las puzolanas naturales, las cenizas volantes, el humo de sílice y la escoria granulada de alto horno.

¿Qué son los agregados?

Son partículas de origen natural o artificial, tales como a las arenas de río, las arenas de trituración de rocas, las gravas, los cantos rodados, las piedras trituradas, la escoria de alto horno, las arcillas expandidas por procesos térmicos y los restos de hormigón endurecido triturados, que se mezclan con la pasta de cemento para formar morteros u hormigones.

Los agregados se clasifican de acuerdo con el tamaño de sus partículas, y se los agrupan en agregados finos (de tamaño menor que 4,75 mm) y gruesos (de tamaño mayor que 4,75 mm).

La selección de los agregados a utilizar en un hormigón o mortero tiene una gran influencia en la estabilidad volumétrica, las propiedades mecánicas, el costo y la durabilidad de las mezclas que se elaboran.

¿Qué es el agua amasado?

Es aquélla que se agrega a la pasta de cemento, antes o durante la etapa de mezclado de una pasta cementicia, un mortero u hormigón. La calidad del agua de amasado tiene un papel fundamental en las propiedades logradas, tanto en estado fresco como en el estado endurecido, por lo que existen requisitos de control que deben ser verificados anticipadamente.

¿Qué es el mortero?

El mortero es una mezcla de pasta cementicia y agregado fino.

¿Qué es el hormigón?

El hormigón es el resultado de la combinación de una pasta cementicia, con agregados finos y gruesos. Existen diferentes clasificaciones y tipos de hormigones, entre los que puede destacarse a los hormigones en masa, al hormigón armado, al pretensado, y al postesado. De acuerdo con sus características y prestaciones, pueden destacarse a los hormigones convencionales, los autocompactantes, los hormigones porosos, los de alta densidad y los ligeros, los compactados a rodillo, los proyectados, los reforzados con fibras, los arquitectónicos, y los hormigones de alto desempeño, entre otros.

¿Cómo es el proceso de fabricación del hormigón?

Se introducen el cemento, los agregados, el agua y los aditivos (si los hubiere) en un tambor rotatorio para proceder al mezclado. La correcta y precisa dosificación de los materiales componentes presenta particular importancia en las características finales del producto elaborado. La elaboración puede realizarse en una mezcladora fija o dentro de vehículos motohormigoneros, y su transporte puede efectuarse mediante camiones motohormigoneros, en camiones agitadores, en bateas o implementos específicos de obra.

¿Cuáles son las aplicaciones del hormigón?

Todo tipo de estructuras y construcciones, comprendiendo a las viviendas, los edificios, los pavimentos, las obras de infraestructura, los elementos prefabricados, entre otros casos.

¿Qué es un producto premoldeado de hormigón?

Un premoldeado de hormigón es una pieza terminada en fábrica, que luego puede ser trasladada a pie de obra para formar parte de una estructura mayor. Sus principales ventajas frente al hormigonado in situ son la alta calidad intrínseca al proceso de manufactura, alta productividad e independencia en su fabricación de las condiciones climáticas.

¿Por qué se prefiere el hormigón como material de construcción?

El hormigón es utilizado en todo tipo de proyectos, y es considerado el material constructivo por excelencia, tanto a nivel nacional como internacional, en virtud a sus características distintivas de:

  • Muy buena prestación frente a la acción de cargas en compresión
  • Alta durabilidad
  • Bajo costo comparado para igual prestación
  • Buen comportamiento frente al fuego
  • Alta versatilidad y flexibilidad para el desarrollo de diseños y formas arquitectónicas muy diversas
  • Buen aislamiento acústico
  • Elevada inercia térmica
  • Buena reflexión de la luz
  • Alta resiliencia
  • Uso de materiales de disponibilidad local en cada comunidad
  • Posibilidad de ser reciclado, así como depositario de residuos y materiales marginales
  • Menor huella de carbono que otros materiales sustitutos

¿Existen diferentes tipos de cemento Portland?

Sí. En la Argentina se producen diferentes tipos de cemento, tanto de uso general, como con propiedades especiales y para usos específicos. Los usuarios pueden seleccionar el producto que resulte adecuado para su aplicación, de acuerdo con las necesidades del proyecto, las condiciones de diseño, servicio y durabilidad, sus costos y prestaciones requeridas.

La norma IRAM 50000 establece los siguientes 6 tipos de cementos, cuya categorización se establece de acuerdo con su composición: Cemento Portland Normal (CPN), Cemento Portland con Filler Calcáreo (CPF), Cemento Portland con Escoria (CPE), Cemento Portland Compuesto (CPC), Cemento Portland Puzolánico (CPP), y Cemento de Alto Horno (CAH). Cada uno de ellos presenta características distintivas que le confieren ámbitos de aplicación recomendados.

¿Cómo se controla la resistencia de un hormigón?

La resistencia del hormigón depende en gran medida de la relación agua-cemento, y la calidad de los agregados y de la pasta cementicia, y es uno de los controles más relevantes para el control de calidad de los hormigones en estado endurecido.

La determinación de la resistencia a la compresión de un hormigón se realiza mediante el moldeo, curado, preparación de bases y ensayo de probetas cilíndricas, de acuerdo con las indicaciones de las normas IRAM (1541, 1524/1534, 1553/1709 y 1546, respectivamente). Los reglamentos de construcción civil y los pliegos de especificación de obras especifican las frecuencias mínimas de control según las condiciones de cada caso.

¿Cómo se fabrica el cemento?

Los fabricantes de cemento extraen materiales tales como piedra caliza, pizarra, mineral de hierro y arcilla. Una vez triturada y tamizada la roca caliza, y dosificados los demás componentes para la preparación del crudo o “harina”, la colocan dentro del horno de cemento. Este material, después de su calcinación hasta fusión incipiente, se enfría rápidamente para la obtención del "clinker", el que luego se muele muy finamente, junto con otros materiales, para producir cemento portland.

¿Hay una especificación internacional universal para el cemento portland?

Cada país tiene sus normas propias para el cemento portland, por lo que no existe una norma internacional universal. En la Argentina, el marco normativo general de los cementos de uso estructural está conformado por las IRAM 50000, 50001 y 50002, cuyo enfoque deviene de la normativa europea.

¿Qué es la reactividad álcali-sílice (RAS)?

Reactividad álcali-sílice es una reacción expansiva entre las formas reactivas de sílice en los agregados y los álcalis -sodio y potasio- presentes en la mezcla cementicia (generalmente provenientes del cemento, aunque también de los agregados, las adiciones minerales, los aditivos o el agua de amasado). La reacción forma un gel que se expande en presencia de agua, induciendo de este modo fenómenos de fisuración del agregado y de la pasta cementicia. Para mitigar su desarrollo es posible llevar a cabo distintas medidas citadas en las normas IRAM 1512 y 1531.

¿Cuál es la diferencia entre el cemento y el hormigón?

Aunque los términos “cemento” y “hormigón” se suelen utilizar indistintamente, el cemento es, en rigor, uno de los ingredientes del hormigón. El hormigón es una mezcla de agregados y pasta cementicia.

Para las mezclas de tipo convencional, el cemento comprende entre un 10% y un 15% en volumen de la mezcla de hormigón. A través de un proceso llamado hidratación, el contacto del cemento con agua produce una reacción de fraguado y endurecimiento, de modo tal que la pasta cementicia hidratada conglomera a las partículas de agregados en una masa pétrea. Este proceso de endurecimiento se prolonga durante años, lo que significa que el hormigón se hace más fuerte a medida que envejece.

¿Endurece el cemento bajo el agua?

Sí. El cemento Portland es un conglomerante hidráulico, por lo que fragua y endurece debido a una reacción química con el agua. La presencia de agua no imposibilita su endurecimiento.

¿Qué es el curado?

El curado es un proceso por el que se proveen condiciones adecuadas de temperatura y humedad en las mezclas cementicias para facilitar el desarrollo de las reacciones de hidratación que le dan la resistencia al material. Existen diferentes métodos de curado, las que pueden comprender el aporte de humedad exterior, el uso de films plásticos, membranas químicas, o la inmersión en agua del elemento a curar a fin de evitar la pérdida de humedad interior.

El tiempo mínimo de curado depende del tipo y la categoría del cemento, y de la edad de diseño del hormigón. En general, el tiempo mínimo de curado es de 5 u 8 días dependiendo del cemento utilizado, en el que sea necesario para que el hormigón alcance, al menos, el 70% de la resistencia de diseño. Para una edad de diseño de 7 días, el tiempo mínimo de curado requerido suele ser no menor a 3 días.

¿Cómo debe almacenarse el cemento?

El cemento debe protegerse de la humedad durante el transporte y el almacenamiento.

El cemento entregado a granel se debe almacenar en silos adecuados, limpios, secos y bien ventilados, capaces de protegerlo contra la acción de la intemperie. El estado de los silos se debe verificar cada por lo menos un año.

El cemento envasado se debe conservar en su envase original hasta el momento de su empleo, se debe acopiar bajo techo, con las bolsas separadas del suelo y de las paredes como mínimo 15 cm. No se aconseja acopiar más de 10 bolsas en altura.